WhatsApp +34654607743 hola@hazrealidadtuidea.com
Cómo comenzar tu negocio digital y emprender online a bajo coste

Cómo comenzar tu negocio digital y emprender online a bajo coste

Emprender online parece estar de moda. Sobre todo ahora con el teletrabajo. Los artículos que más visitas tienen de mi blog Haz Realidad tu Idea son los que hablan sobre herramientas y pasos para montar un negocio digital y trabajar desde casa.

Es cierto que un negocio digital es más sostenible. Si enfocamos la sostenibilidad a las facilidades que ofrece para conciliar, trabajar a tu ritmo y evitar desplazamientos en coche o transporte público.

Cierto es que la sostenibilidad es mucho más amplia, pero si nos referimos a una sostenibilidad enfocada al bienestar de las personas, trabajar desde casa es un MUST.

Desarrollo sostenible se podría definir como satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de que las del futuro puedan atender sus propias necesidades (puedes ampliar información sobre este tema tan interesante AQUÍ).

Y es que tener una profesión capaz de desarrollarse en el medio digital, puede salirte casi gratis. A excepción de algunos gastos imprescindibles como pueden ser tu ordenador, la conexión a internet, la factura de la luz… Básicos para desarrollar tu actividad económica sin percances.

Entonces ¿qué necesitas para comenzar un negocio digital y emprender online a bajo coste? Voy a tratar de darte los puntos clave para iniciar y, a partir de ahí, ya puedes decidir en qué enfocarte según tus avances:

Una idea de negocio susceptible de ser desarrollada online.

Casi todas lo son. Tal vez no al 100%, pero si que pueden automatizarse procesos (como un plugin de reservas para restaurantes o el típico e-commerce para tiendas de todo tipo). Tendrás que analizar tu empresa para ver cómo podrías desarrollarla online sin afectar a la calidad de la experiencia que ofreces a tus clientes.

En muchos casos la experiencia del cliente mejora, así que en principio esto no debería suponer un obstáculo para digitalizar tu negocio de una vez y empezar a disfrutar de los beneficios de emprender online.

Adaptar tus valores, misión y visión

Esta parte es importante. Tendrás que revisar tus valores, misión y visión y enfocarlos al desarrollo online de tu empresa. Una transformación digital no consiste solo en herramientas y tecnología, hay toda una cultura detrás. Esto va de personas, no de productos o aplicaciones.

Tu objetivo es facilitar el acceso de tu cliente ideal a tus productos y/o servicios a través de tecnología, sí, pero puede que necesites educarlo para que su experiencia sea lo más satisfactoria y gratificante posible. Puede que aquí el rango de edad suponga un problema, ya que los sectores más mayores de la población no son tan tecnológicos como los jovenes.

Adaptar tu Plan de Empresa al mundo online

Aquí cambiarán muchos detalles. Si vienes del mundo offline, tendrás que adaptarte a los nuevos canales de comunicación, revisar tu proceso de distribución, quién es ahora tu competencia directa, cómo llegar a tus clientes digitales, en qué formatos y con qué objetivos… ¡todo un mundo por descubrir!

Tu nuevo plan de comunicación, visibilidad y ventas debe adaptarse al nuevo medio en el que vas a trabajar. Ahora las reuniones serán por zoom y utilizarás más el msn y whatsapp que tu correo electrónico corporativo. Necesitas tener en cuenta que el tipo de cliente que se mueve online es distinto, quiere resultados y los quiere cuánto antes.

Hasta ahora, como ves, la inversión no ha sido muy grande. Más de tiempo que de dinero. A no ser, claro, que quieras comenzar con buen pie y decidas trabajar con un profesional que te ayude a dar el salto online evitando dolores de cabeza innecesarios y la tan conocida parálisis por análisis.

Tu página web, dominio y correo corporativo

Antes de llegar a este punto, te recomiendo tener bien atado todo lo anterior. Incluso realizar un análisis DAFO enfocado a tus debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades en el mundo online, dentro del sector en el que te quieres posicionar. Cuánta más información tengas referente a tus competidores y clientes potenciales, más rápido verás resultados de tus primeras acciones online.

Y, por supuesto, tendrás que integrar el concepto de Personal Branding si quieres diferenciarte y posicionarte por valor en la mente de tu cliente. Si haces lo mismo que los demás, no destacarás y te comprarán por precio. Y a nadie le gusta eso ¿verdad? Regateos innecesarios, estrés, ansiedad, desmotivación… Desarrollar una Marca Personal coherente y auténtica te evitará todo esto.

Te recomiendo echar un vistazo a este artículo antes de continuar:

Cómo potenciar tu Marca Personal para impactar en la mente y el corazón de tus clientes.

Y ahora sí, estás lista para comprar tu dominio y hosting para crear una web dónde puedas compartir todo lo que ha trabajado hasta ahora con tus clientes potenciales. Pero crear tu web no te garantiza ser encontrada, quiero que tengas este punto claro.

Una web es una herramienta de marketing. Tendrás que incluirla en tu estrategia de comunicación y diseñar un plan de marketing de contenidos que te permita atraer a tu cliente ideal, conectar con él, ganarte su confianza y persuadirle para que compre tus servicios o compre tus productos.

Puedes crearla tú o contratar a un profesional para que cree tu página profesional, optimizada, personalizada y estratégica. Por supuesto, puedes comenzar haciéndola tú para reducir costes iniciales y más adelante, cuándo comiences a tener beneficios, contratar a una diseñadora web para que la mejore y optimice.

En este curso gratuito te enseño a crear una web en wordpress de forma muy sencilla y práctica:

Crea tu web gratis con WordPress

Si este tema sientes que te queda un poco grande ¡no te preocupes! Puedes comenzar con una página sencilla en Google My Business o un blog en LinkedIn Pulse. Ambas opciones son gratuitas y te servirán para dar tus primeros pasos en el mundo online sin complicaciones.

En este artículo te explico al detalle este tema para que puedas tomar una decisión inteligente:

¿Necesito una página web profesional para mi negocio desde el principio?

Tu Estrategia de Comunicación

Y aquí, habilitaremos tantos canales de comunicación como necesites para expandir tu Marca. Es importante, antes de abrir perfiles en todas las redes sociales, que tengas en cuenta en cuál de ellas está tu cliente ideal de forma activa.

Para eso, necesitas haber trabajado a fondo quién es tu cliente ideal, dónde está, qué le interesa, qué está buscando, qué necesita, qué desea, qué teme y cuáles son sus bloqueos más habituales a la hora de contratar servicios o comprar productos como los que tú ofreces.

Porque si no sabes a quién te diriges y cuáles son sus intereses ¿cómo vas a conectar con ellos? Es imposible. Caerás en el error de comunicar de forma genérica y así es imposible generar empatía y confianza. Como te decía, en el mundo online la comunicación cambia a la velocidad de la luz.

Una vez tengas tus redes sociales seleccionadas y tus temas clave definidos en base a los intereses de tu cliente ideal, puedes crear tu calendario de contenidos. Aquí puedes compartir tanto contenido tuyo como de otros profesionales afines. El objetivo es ofrecer valor y mantener a tu cliente potencial pendiente de lo que publicas para estar presente en su mente.

Puede que no necesite de tus producto y/o servicios ahora, pero si has logrado estrechar lazos con él y posicionarte como referente en su mente, cuándo su necesidad sea evidente, acudirá a ti. Como ves, compartir contenidos de calidad y de gran valor para nuestros clientes de forma gratuita es una gran inversión a medio/largo plazo.

Además, es recomendable que la comunicación sea bidireccional. ¿Sabes a qué me refiero? Que tengan acceso a ti de forma sencilla, sin complicaciones ni procesos demasiado enrevesados. Ahora compramos a personas, no compramos simples productos y/o servicios. Queremos saber quién eres y cómo puedes ayudarme a resolver mis problemas. Y quiero que me lo expliques tú.

Para esto, te sería de gran ayuda crear tu propio grupo en Facebook, WhatsApp o Telegram. Te recomiendo visitar este artículo antes de descartar esta opción:

Cómo utilizar WhatsApp para conectar y vender desde el móvil

Tu Estrategia de Visibilidad

Como te comentaba un poco más arriba… crear una web no te garantiza que tus clientes te encuentren cuándo busquen productos y/o servicios como los que tu ofreces. Una web, igual que las redes sociales, son herramientas que incluir en tu estrategia de marketing.

Cada vez que publiques un nuevo artículo en tu web con el objetivo de atraer, conectar o convertir a tu público en clientes, tendrás que activar tu estrategia de visibilidad para que este artículo sea indexado y visualizado. No lo encontrarán si tú no lo muestras.

Así que puedes comenzar por compartirlo en tus redes sociales y, por supuesto, trabajar su posicionamiento orgánico a nivel interno para que sea leído, clasificado e indexado por Google. Esta última opción te facilita aparecer en las búsquedas de Google y empezar a generar tráfico orgánico de forma natural y gratuita.

Si has llegado a esta etapa y te interesa impulsar tu visibilidad online, visita esta página dónde he recopilado varios artículos sobre visibilidad. Pero no te limites a leer ¡hay que implementar para obtener resultados!

Cómo impulsar tu visibilidad online de forma real

El posicionamiento orgánico es gratuito. Solo necesitarás invertir tiempo. Otra opción es apostar por la publicidad en Facebook o Google Ads para acelerar los resultados. Esto requerirá una inversión económica pero si lo haces correctamente, obtendrás resultados antes que trabajando solo de forma orgánica.

En el siguiente artículo puedes aprender tips básicos para activar tu primera campaña publicitaria en Facebook:

Cómo hacer anuncios en Facebook Ads para disparar tus conversiones

Tu Estrategia de Ventas

Y llegados a este punto… si no quieres perder una cantidad ingente de tiempo cuándo tengas muchos clientes, necesitarás hacer una pequeña inversión en pasarelas de pago.

Como mínimo confiar en PayPal o Stripe. Estas pasarelas de pago no te cobran nada si no vendes nada y el alta en sus plataformas es gratuita. Trabajan con comisiones por venta y la de Stripe es mucho más baja que la de PayPal, aunque PayPal sigue siendo la más utilizada para las compras online y puede que pierdas clientes si no la integras.

Otra opción son las transferencias… pero dependiendo del monto, te compensará o no. Además, una transferencia retrasa el inicio del proceso o la entrega del producto. Recuerda que ya hemos hablado de la rapidez que desean los clientes en el medio online.

También puedes apostar por plugins integrados en WordPress para automatizar este proceso. Hay algunos gratuitos y otros de pago con muchas más funcionalidades. Si prefieres esta opción, te recomiendo echar un vistazo a mi curso gratuito para crear tu web en WordPress dónde vemos varios de ellos:

Curso Crea tu Web Gratis en WordPress

Y, por supuesto ¡hay otras formas de vender si no tienes página web! Te dejo aquí algunas clases gratuitas dónde te cuento cómo puedes comenzar:

Como ves, opciones hay muchas. Unas a más bajo coste que otras. Pero para comenzar, puedes tratar de invertir solo tiempo e ir haciendo pequeñas inversiones con los beneficios que vayas obteniendo de tus primeros clientes.

Esta opción no la tienes en el medio offline, así que trata de aprovecharla al máximo pero no te apalanques mucho en «lo gratis» porque, a la larga, cuándo crezcas, te será más complicado adaptar y automatizar un negocio que ya está funcionando a pleno rendimiento.

Piensa que los gastos que haces para mejorar tu negocio digital, no son gastos. Son inversiones que verás rentabilizadas en poco tiempo. Aceleran los resultados, ahorran tiempo y agilizan el trabajo. Cobrar de forma individual te quita un tiempo muy valioso que puedes dedicar a crear nuevos contenidos para atraer nuevos clientes. Ten este detalle siempre presente.

Gastos fijos pero variables derivados de tu actividad y localización

Por supuesto, hay unos gastos fijos de emprender online pero que pueden variar según la actividad que desarrolles y el país dónde te encuentres. Algunos de ellos son:

  • Cuota de autónomos
  • Impuestos trimestrales
  • Delegar las declaraciones a un gestor
  • Registrar y proteger tu Marca
  • Adaptar tu web a la RGPD con la ayuda de un abogado especializado para evitar sustos
  • Delegar en un asesor financiero un estudio de la rentabilidad y viabilidad de tu empresa
  • Además del coste de tu dominio/hosting, suministros (internet, luz,…), ordenador, impresora, materiales de oficina (folios, bolígrafos, agendas, planificadores,…),…

Lo ideal antes de lanzarte, es que hagas una visita a Seguridad Social y Hacienda para informarte de los detalles a tener en cuenta antes de iniciar tu actividad económica. También puedes consultar a un gestor especializado que te oriente un poco sobre tu caso en particular. En Emprendelove tenemos varias compañeras especializadas en esta materia.

negocio_digital_bajo_coste_infografia

Pero sí, emprender online y lanzar tu negocio digital tiene un menor coste que abrir una tienda o alquilar un local para desarrollar tu actividad de forma presencial. Y si comienzas con lo más básico, puede salirte casi gratis. Aunque, como ya te he comentado, si no inviertes dinero, tendrás que invertir tiempo.

Muchas de nosotras ya lo estamos haciendo. Es posible trabajar online y tener un nivel de vida que te permita sentirte realizada y satisfecha. Como ves, no se consigue de la noche a la mañana si quieres que sea sostenible a largo plazo, pero cuánto antes empieces, antes verás resultados.

Y si necesitas guía, acompañamiento y asesoramiento para comenzar, recuerda que pongo a tu disposición dos opciones para ayudarte a crear, lanzar y hacer crecer tu negocio online. Escoge la que mejor se adapte a ti ¡y hablamos muy pronto!

Pin It on Pinterest